LA MEJOR GARANTÍA PARA QUE SE RESPETEN NUESTROS DERECHOS ES CON NUESTRA ORGANIZACIÓN, FORMACIÓN Y MOVILIZACIÓN DE MANERA INDEPENDIENTE, DEMOCRÁTICA, SOLIDARIA Y UNITARIA

miércoles, 17 de enero de 2018

Qué significa tomar los medios de producción



Miguel Alejandro Mayes Martínez

El modo de producción es el concepto que recoge la forma específica en que el hombre produce su realidad (sentido muy amplio). Este tipo de lógica es aplicable a toda la naturaleza, pero solo se utilizó en Marx (a partir de Hegel) y se empleó a la sociedad. El modo de producción como concepto no es la totalidad per se, pero si se le aplica a la totalidad esa forma de entendimiento, se puede concebir la totalidad como un modo de producción.

Esa superposición la hace Marx, creando una idea de sistema, aplicándola a la sociedad. En esta, el todo es el conjunto de partes (de la sociedad) combinadas que interactúan. Cambiando este, a la par que se van cambiando a sí mismas. De ellas, no es la cualidad física lo que aglomera el concepto de modo de producción, sino la capacidad de interactuar con otras partes del todo y cómo es esa interacción. Se hace abstracción (en un primer momento) de todas las estructuras legales que el hombre establece para validarlo. Sin embargo, en posteriores exposiciones, se pudiera presentar esto, como parte del modo de producción (criterio personal).

Lo que interactúa, esas capacidades, son las de producir la realidad, la praxis (en el hombre). Estas van a estar condicionadas, otorgadas a las formas físicas por la interacción con el medio. Esas capacidades, de producir realidad, se llaman (las llama Marx) fuerzas productivas de la sociedad. Entre todas las capacidades contenidas en el mundo físico de producir un tipo de realidad, se producen interacciones. 

Prohibido pensar en voz alta

A propósito de Trump....

Rodolfo Bueno

Últimamente, Washington anda patas arriba. Se dice que, cuando en el Despacho Oval se trató sobre la restauración de la protección para inmigrantes provenientes de El Salvador, Haití y algunos países africanos, el Presidente Trump preguntó “por qué tenemos viniendo aquí a toda esa gente de países (que son un) agujero de mierda”. Richard Durbin, Senador del partido demócrata, presente en dicho encuentro, sostuvo que Trump empleó un lenguaje “vulgar y racista”. El mandatario de EEUU negó esta acusación, repetida por representantes de numerosos medios de comunicación, por gobiernos de los países mencionados, además de otros enemigos políticos suyos, y afirmó: “El lenguaje utilizado por mí en la reunión del DACA (programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) fue duro, pero no fue ese… Nunca he dicho nada despectivo sobre los haitianos aparte de que Haití, obviamente, es un país muy pobre y problemático”. Además, acusó a los demócratas de inventar noticias falsas. Algo de antipático debe tener, pues no cesa la guerra en su contra.

Las cosas no se quedaron allí, el Gobierno de El Salvador ha enviado una nota de protesta a EEUU por estas “lamentables” declaraciones; Evo Morales, Presidente de Bolivia, ha escrito: “Al insultar a países africanos, El Salvador y Haití, Trump insulta al mundo y demuestra que su lenguaje y políticas están contaminados de racismo, fascismo, soberbia e ignorancia del capitalismo… la historia ha demostrado que los que ofenden así terminan tragándose sus palabras”; la Cancillería de Botswana calificó la afirmación de Trump de “irresponsable, reprensible y racista” e instó a toda el África a condenar enérgicamente estos comentarios; la embajadora de la Unión Africana en Washington, Arikana Chihombori-Quao, le recordó a Trump que a estos países de mierda van sus amigos a enriquecerse; Cuba desaprobó estas declaraciones “racistas, denigrantes y groseras… llenas de odio y desprecio que producen indignación en el pueblo cubano”; el Gobierno de Haití condenó con vehemencia estas declaraciones “basadas en estereotipos… O el presidente ha sido mal informado o es un maleducado”, declaró el Embajador de este país; la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos calificó el comentario de “racista”. Se nota que a Trump, muchos no lo pueden ver ni en pintura.

Notas sobre la cuarta revolución industrial














Aldo Torres Baeza

Los nuevo nadies de la era digital.
Nuestros abuelos nacieron en la sociedad que compraba y utilizaba las cosas para toda la vida, y no cedieron fácilmente a la tentación de consumir y botar, tampoco de comer rápido y mal. Era otra forma de entender el mundo. Por eso, pocos de ellos entraron en la era digital. Fueron (quizás) los primeros desplazados virtuales. La tendencia no se detuvo, no se detiene. La era digital avanza. Día a día nacen nuevos software. Quienes no los comprenden van quedando fuera. Son otro tipo de excluidos: los excluidos digitales.
Entre los que entran a la era digital también hay exclusión: alcanzar más amigos en Facebook es un signo de integración, así como las fotografías en Instagram o los comentarios en Twitter. Los datos que se suben a las redes sociales son esenciales en la jerarquía digital que busca obtener quien los expone. Lo entienden las empresas que comercian con esa información. Acxiom maneja datos de 300 millones de norteamericanos. Prácticamente todos. Sabe más que el FBI, dicen. Hay 70 categorías de clasificación de seres humanos en virtud de esos datos. Los más bajos, se les cataloga como waste. Es decir, basura. Al otro lado están los Shooting Star, tipos solteros, deportistas, con títulos universitarios y, por sobre todo, grandes consumidores. Es una verdadera sociedad de clases, pero digital. El big data, la gran máquina que succiona y procesa los datos del mundo, busca a los más aptos en la era digital, y trae aparejado un nuevo fenómeno: los off-line. Los que no aparecen ni muestran sus datos. Y los que nos aparecen no existen. Son Waste, según Acxiom. Los nadie, diría Galeano, que no son aunque sean.

Obsoleto desde el primer día




Francia fue el primer país que sacó una ley en 2015 contra la obsolescencia programada. Esta se define como una estrategia de diseño industrial que obliga al consumidor a comprar un producto nuevo, antes de lo necesario.

Fender Falconí

Dicen que lo ‘cool’ es tener el último iphone, usando expresiones de los ‘millenials, otro anglicismo. Puede ser que, dentro de poco, sea una mala inversión. Apple enfrenta demandas en Estados Unidos, Francia e Israel por obsolescencia programada. Está comprobado que el procesador de los modelos 6, 6S, SE y 7 vienen programados para reducir su desempeño en un tiempo fijado, no por desgaste normal.

Como dice León Martínez (2018-01-10, El Economista, México) es como si le vendieran un automóvil con batería solo accesible al fabricante. Cuando su batería empieza a desgastarse en un tiempo fijo, se activa un dispositivo que reduce la velocidad. Supuestamente el fabricante hace eso para alargar la vida de la batería, pero no le avisó eso cuando compró el carro. La batería, que solo puede cambiar Apple, cuesta 8% del precio de un teléfono nuevo. Pero eso se entera usted si averigua en internet a los consumidores insatisfechos. Porque los vendedores le dirán que mejor se compre el último modelo.

martes, 16 de enero de 2018

¿Qué son las microesferas y por qué han comenzado a prohibirlas?


Por DES SHOE 12 de enero de 2018

LONDRES — Son pequeñas, coloridas y de apariencia inofensiva, pero estas pequeñas perlas han sido culpadas de causar grandes problemas en los océanos y los mares del mundo.
Los objetos en cuestión son microperlas o microesferas de plástico y el Reino Unido acaba de prohibir la fabricación de productos de cuidado personal que las contengan.
¿Qué son estas partículas y por qué tanto escándalo?
¿Qué son?
Son esferas de plástico pequeñísimas que pueden encontrarse en exfoliantes faciales, geles de baño y pastas de dientes, entre otros productos. Son parte de un tipo más grande de microplásticos, o piezas de plástico de menos de cinco milímetros (aproximadamente, el tamaño de un grano de arroz).
Los microplásticos también se encuentran en otros objetos, como la goma de mascar, productos industriales de limpieza, fibras textiles sintéticas y llantas.
¿Por qué están en los cosméticos?
Fabricantes como Johnson & Johnson, Unilever y Procter & Gamble han publicitado las propiedades exfoliantes de las microperlas, sobre todo en los exfoliantes faciales y corporales. Varias de esas empresas ya han prometido dejar de utilizarlas.

lunes, 15 de enero de 2018

domingo, 14 de enero de 2018

Derecho a la Salud: La vigencia del análisis crítico de Marx ante las desigualdades



La formidable película de Raoul Peck, El joven Marx, reaviva el interés por el pensamiento de Marx e invita a su (re)lectura.

Desde la crisis de 2008, con los peligros que hizo correr al planeta, el capitalismo ya no es visto como el fin de la Historia. Ese interés por el marxismo se extiende también a terrenos como el de la medicina y de la salud incluso en quienes están lejos de los círculos militantes. La revista The Lancet, antigua y prestigiosa revista de medicina británica, publicó en un reciente número, una contribución de su director de redacción, Richard Horton, bajo el título «Medicine and Marx» (vol. 390, 4 noviembre de 201 7).

El autor señala que, pese al descrédito provocado por la caída de la Unión Soviética, el pensamiento de Marx es de una actualidad irrefutable. El aniversario del nacimiento de Marx, que será conmemorado el 5 de mayo de 201 8, será un momento propicio para evaluar de nuevo sus aportaciones. Las ideas marxistas vuelven a impregnar el debate político, en particular sobre los problemas de salud, a los cuales el capitalismo y los mercados son incapaces de responder.

Las privatizaciones, el poder de las elites médicas, la creencia eufórica en los progresos técnicos, el capitalismo filantrópico, las tendencias neo-imperialistas de la política sanitaria mundial, las enfermedades inventadas por laboratorios o la exclusión y estigmatización de poblaciones enteras son algunos de los problemas a los cuales el marxismo puede aportar un análisis crítico.

Alarmante: CDI de Maiquetía no recibe despacho de alimentos desde diciembre

Allí no ha llegado el 0800saludYa




Por: La Verdad

Caraota con arroz es el único menú que se le está ofreciendo a los pacientes hospitalizados en el Centro de Diagnóstico Integral de Maiquetía, donde trabajadores denuncian el retraso en el despacho de alimentos desde principios de diciembre.
"Tenemos un mes sin recibir alimentos, solo queda caraota y arroz y es lo que se está preparando. Los vegetales y demás rubros se acabaron hace semanas, mientras que carne y pollo no llega desde noviembre. Tenemos reportes de otros CDI que presentan la misma situación, hemos llamado a las autoridades y no dan respuesta", expresó el obrero, miembro del consejo de trabajadores de Barrio Adentro.
Detalló que esperan que los anuncios del presidente Nicolás Maduro en cuanto a la rehabilitación de todos los CDI y ambulatorios llegue a todos los del estado que en su mayoría se encuentran el piso. "Aquí no tenemos aire acondicionados desde hace dos años y a pesar de que los responsables conocen la situación no han buscado solucionarlo, esto es un horno y los pacientes padecen demasiado por el calor".
Agregó que hay áreas del centro de salud que no tienen luz y los baños no funcionan. "Barrio Nuevo vino el año pasado, echó una pinturita y se fue, los problemas de infraestructura, eléctricos y en el baño no fueron atendidos, por lo que seguimos en las mismas, Las jardineras no se han podido limpiar porque ni un rastrillo tenemos".

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Canasta básica familiar de noviembre alcanzó casi los Bs. 14 millones



La Canasta Básica Familiar de noviembre 2017 registró una variación intermensual de 148,2 % (Bs. 8.289.245,66) y cerró en Bs. Bs. 13.883.365,39

Según información publicada por el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas), se necesitan 462.778,84 bolívares diarios para cubrir su costo, más de dos salarios mínimos cada día.

La variación anualizada para el período noviembre 2016 / noviembre 2017 es 2.123,0%, Bs. 13.258.820,61, 74.7 salarios mínimos (Bs. 177.507,43), reseñó el Cendas en nota de prensa.

La variación mensual de la Canasta Básica Familiar se debe al incremento de precio de los siete grupos que la integran.

El rubro de servicios públicos básicos subió a Bs. 1.072.016,26 2.081,7%, debido al incremento de las tarifas del transporte interurbano. Igualmente, la tarifa del transporte en rutas urbanas de Caracas aumentó de Bs. 280,00 a Bs. 700,00 bolívares, 150,0%.

Vestido y calzado aumentó Bs. 2.506.133,34, de Bs. 330.822,22 a Bs. 2.836.955,56 como promedio mensual, 757,5%. Los artículos de higiene personal y limpieza del hogar, por su parte, subieron más, 125,8%.


Alimentos subieron Bs. 3.271.817,73, de Bs. 3.918.341,25 a Bs. 7.190.158,98, 83,5%.

Salud aumentó 80,8%, de Bs. 29.133,33 a 52.666,67 bolívares.

lunes, 4 de diciembre de 2017

La lógica perversa del capitalismo verde



No todo lo que es económico es financiero. 
Pero, lamentablemente, todo lo que es financiero 
es económico.

Para entender cómo y porqué el capitalismo verde avanza sobre los territorios indígenas y de los pueblos tradicionales, es necesario reconocer los paradojos del agua; es decir, el agua es vida y muerte, libertad y esclavitud, esperanza y opresión, guerra y paz. El agua es un bien inmensurable, insustituible e indispensable a la vida en nuestro planeta, considerada por el Artículo 225 de la Constitución Brasilera, bien difuso, de uso común del pueblo.
En ese sentido, la reciente descubierta de lo que puede ser el mayor acuífero de agua dulce del mundo en la región amazónica, el “Alter do Chão”, que se extiende bajo las cuencas de los ríos Marajó (Pará), Amazonas, Solimões (Amazonas) y Acres, todas en la región amazónica, alcanzando inclusive las cuencas subandinas, exige atención y cuidado por parte de la sociedad brasileña.
Convulsiones sociales podrán ocurrir si no preparémonos para nuevas confrontaciones geopolíticos, puesto que el acuífero Alter do Chão, con 162.520 mil kilómetros cúbicos, posee más que el triple de la capacidad hídrica del Acuífero Guaraní, con 45 mil kilómetros cúbicos, considerado hasta entonces como el mayor del mundo.
Los científicos estiman que el Alter do Chão podría abastecer el planeta por al menos 250 años. Por eso es una atracción inevitable a la codicia de los países del hemisferio norte, que ya no tienen más agua para el consumo. Proceso similar al que ocurre en el Medio Oriente, con disputas sangrientas por el petróleo y el gas natural.

domingo, 3 de diciembre de 2017