LA MEJOR GARANTÍA PARA QUE SE RESPETEN NUESTROS DERECHOS ES CON NUESTRA ORGANIZACIÓN, FORMACIÓN Y MOVILIZACIÓN DE MANERA INDEPENDIENTE, DEMOCRÁTICA, SOLIDARIA Y UNITARIA

jueves, 1 de diciembre de 2016

viernes, 25 de noviembre de 2016

¿Quién está ganando la guerra económica?

Juan Manaure

Los acontecimientos de los últimos meses ratifican la política de conciliación de clases que han venido llevando adelante los sectores reformistas de nuestro gobierno, que asfixiado por la crisis económica generada por la burguesía, y ante la consecuente desconfianza que sus posiciones vacilantes han provocado entre la clase trabajadora, intenta, cual malabarista, mantener contentos a la burguesía y al proletariado, para poder mantenerse en el poder. No obstante, la experiencia histórica de la lucha de clases demuestra que esta política al final tiene un único destino: el fracaso de la revolución, la derrota de la clase trabajadora y la posterior desmoralización y desmovilización del proletariado por largos períodos.   
¿Cómo se manifiesta la conciliación de clases en la cotidianidad? Pues bien, después de la derrota electoral del 6 de diciembre el gobierno incorporó al gabinete a un empresario, el presidente de Fedeindustria Miguel Pérez Abad, y creó el Consejo Nacional de Economía Productiva, abandonando así el Plan de la Patria, testamento político del Comandante Chávez, y asumiendo la Agenda Económica Bolivariana, propuesta muy parecida a la primera oferta electoral de Chávez en 1998, la Agenda Alternativa Bolivariana, superada pocos años después. Al mismo tiempo, instaló el Congreso de la Patria, para “construir un nuevo bloque histórico”, “reagrupar fuerzas”, construir el “nuevo modelo económico”, etc.

domingo, 20 de noviembre de 2016

¿Por qué se suicidan los habitantes del municipio más rico de Latinoamérica?

Según las estadísticas, apenas 2% de su población es pobre. Sus habitantes viven en una economía agrícola muy lucrativa que los ha llevado a convertirse en el municipio más rico de la región. El problema es que la tasa de suicidio crece en la misma medida. ¿Qué explica ese fenómeno?


En Los Andes venezolanos hay un pueblo rico, "el más rico de Latinoamérica", enfatiza el profesor de la Universidad Experimental Simón Rodríguez, Moisés Pereira.

Con una población que no supera los 11.000 habitantes, distribuidos en poco más de 100 kilómetros cuadrados, el municipio Pueblo Llano se encuentra el noreste del estado Mérida. Allí, sólo 2% de los ciudadanos es pobre. La principal actividad económica es la agricultura.

"El poder adquisitivo per cápita es muy alto. En cualquier ladito, en el patio de la casa, en un porrón, sea donde sea, se siembra papa, zanahoria, ajo", precisa Pereira, quien también es alcalde del municipio Obispo Ramos de Lora del estado andino.

LA EXTINCIÓN SILENCIOSA

El siguiente artículo pretende llamar a la reflexión en función de lo que actualmente ocurre en nuestro planeta, este hecho de destrucción masiva es dejado de lado por otros asuntos que para las grandes potencias y las enormes trasnacionales  son “más importantes”. Aunque el autor hace un análisis superficial ya que no llega a la raíz del asunto, es bueno aclarar que este desastre básicamente es culpa de un sistema depredador que se lleva todo por delante con el único fin de acumular riqueza la cual no los salvará a ellos, en ese sentido leerlo es obligatorio pero sin quedarse en él, debemos buscar las razones, el fondo y evaluar de manera consciente quiénes son los verdaderos culpables del desastre planetario.

Durante toda su historia, la vida en nuestro planeta ha experimentado momentos muy duros asociados a cambios drásticos de las condiciones ambientales o a eventos catastróficos de carácter externo. El ejemplo más conocido es el gran meteorito que hace unos 65 millones de años arrebató a los dinosaurios el título de dueños y señores de la Tierra. Sin embargo, no es por supuesto el único revés que ha sufrido nuestro planeta y ni siquiera fue el más contundente. La extinción masiva del Pérmico-Triásico, más conocida como “la Gran mortandad”, acabó con 70% de los vertebrados, incidiendo especialmente en las especies acuáticas que desaparecieron en un porcentaje que ronda el 95%.
Estas grandes extinciones masivas, relacionadas con eventos catastróficos, contrastan con la silenciosa eutanasia que en la actualidad está ocurriendo en nuestro mundo. Porque, aunque no estemos sufriendo la caída de grandes meteoritos o estemos siendo víctimas de un vulcanismo global, la biodiversidad de nuestro punto azul pálido está viviendo uno de los momentos más críticos de su larga y compleja historia. Podemos afirmar que estamos viviendo una nueva extinción, silenciosa e ignorada, pero extinción al fin y al cabo.
Acaba de hacerse público el Informe de biodiversidad 2016 de la World Wildlife Fundation y los datos, se lo adelanto desde ahora mismo, son simple y llanamente espeluznantes: En las últimas cuatro décadas la población de los vertebrados que existen en nuestro planeta (incluyendo mamíferos, aves y especies marinas) ha disminuido un 58% desde 1970. Especialmente preocupantes son los datos de las especies marinas cuya población ha sufrido un descenso del 81% durante esos años.

lunes, 31 de octubre de 2016

Conoce al Karoshi, un problema de salud pública en Japón


Karoshi en español significa muerte por exceso de trabajo, y aunque parezca una leyenda urbana, es un fenómeno social reconocido en Japón desde 1987, cuando el ministerio de Salud empezó a recopilar estadísticas.
Está tan extendido que si un juez determina que alguien murió por karoshi, su familia recibe una compensación de unos US$20.000 por parte del gobierno y pagos de hasta US$1,6 millones por parte de la compañía.
Al principio, las cifras oficiales reportaban un par de cientos de casos cada año, pero ya en 2015 el número de víctimas alcanzaba las 2.310, según el Ministerio del Trabajo en Japón.
De acuerdo con el Consejo Nacional en Defensa de las Victimas de Karoshi, la verdadera cifra puede llegar a las 10.000 víctimas anuales, más o menos el número de personas que mueren cada año en accidentes de tránsito.
¿Pero realmente puede uno morirse por exceso de trabajo? ¿O se trata de una combinación de enfermedades mal diagnosticadas y la edad del individuo?
¿Es posible que haya casos de karoshi en otros sitios, sin que el fenómeno haya sido reconocido?

martes, 25 de octubre de 2016

EL DERECHO AL TRABAJO Y EL SÍNDROME DE BURNOUT

EL DERECHO AL EMPLEO

EMIR SADER

Las constituciones suelen ser, todas o casi todas, de carácter liberal. Empiezan por el tradicional “Todos son iguales frente a la ley”, antes de todos los otros preceptos tradicionales.

Entre estos, el derecho a la propiedad tiene un lugar especial. Si, originariamente, siguiendo a Locke, ese derecho estaba limitado al uso propio de la propiedad, después se ha trasformado en el derecho a la propiedad lisa y llanamente. Ni la limitación del uso social suele estar presente. El derecho a la propiedad se ha vuelto un fetiche, sin que importen las consecuencias de su existencia.

Se trata de un derecho que tiene sus dispositivos concretos de garantía. Si una tierra improductiva es ocupada por trabajadores rurales sin tierra, aunque la vuelven productiva trabajando en ella, el propietario “legal” llama a la policía, que rápidamente manda tropas para desalojar a los trabajadores y hacer respetar el derecho a la propiedad privada. Y, en caso de que haya resistencia, se usará de la fuerza, se tomarán presos a los trabajadores, para hacer valer el derecho a la propiedad privada. Se someterá a esos trabajadores a procesos y a condenas, “garantizando el derecho constitucional a la propiedad privada.

Un derecho de una ínfima minoría de propietarios privados de medios de producción importantes, que tiene formas de garantizar sus privilegios. Porque el derecho de pocos no es derecho, es privilegio.

Por otra parte, una actividad desarrollada por la mayoría aplastante de la población, el trabajo y el empleo correspondiente, no tiene destaque, a veces ni siquiera referencias en las constituciones y, menos todavía, garantías de su respeto. Si alguien pierde el empleo, no tiene a quien apelar. A lo sumo recibirá un seguro desempleo por algún tempo. Pero la sociedad lo condena al abandono.

Si, en la concepción liberal, el mercado define el valor de cada caso, cuando alguien se queda sin empleo, el mercado le está diciendo que, aun con los bajos salarios que podría recibir, nadie está dispuesto a contratarlo porque él no vale nada.

Un derecho que corresponde a la gran mayoría o a la casi totalidad de la población, la clase trabajadora, como es el derecho al empleo, para que una persona pueda vivir de manera mínimamente digna, manteniéndose y manteniendo a su familia, con un contrato formal de trabajo que le dé garantías básicas, de ninguna manera está garantizado para parte de la sociedad.

Si el trabajador pierde el empleo, tiene que arreglárselas solo, salir tempranito para buscar cualquier actividad, volviendo desmoralizado por la noche cuando no lo logra. Una sociedad justa requiere que el derecho al empleo sea considerado como un derecho humano inalienable, junto a los otros derechos, porque sin él, el ser humano no puede sobrevivir con un mínimo de dignidad.

domingo, 23 de octubre de 2016

CONOZCA LA VERDADERA HISTORIA DEL CONSORCIO SERAVIAN

En la zona de Petaquire, Carayaca, Estado Vargas, existen tres empresas del Consorcio Seravian, estas son Avifértiles Caribe, Agrocría La Montaña y Granjas La Providencia, en varias oportunidades hemos denunciado las condiciones en que este consorcio hace que los trabajadores laboren, condiciones que denotan un abandono total solo comparable con el esclavismo. En estas tres empresas es donde se produce el pollo que luego se llevan al matadero ubicado en Aragua donde, según el artículo que publicaremos a continuación hay 730 trabajadores que vienen luchando por condiciones dignas de trabajo a través de la aprobación de su contrato colectivo el cual, hasta la fecha del artículo no lo han firmado.

Es bueno que estos camaradas, con los cuales nos solidarizamos, sepan que por acá, muy cerca hay otro grupo de trabajadores que laboran para este consorcio y que necesitan de su apoyo solidario y de ser incluidos en la convención colectiva; acá Seravian no solo viola los derechos socioeconómicos sino los derechos en materia de seguridad y salud laboral, hay trabajadores enfermos, trabajadores que renunciaron hace dos años y no les han dado su liquidación, trabajadores fallecidos, más de 30 trabajadores con vacaciones vencidas, trabajadores que salen de reposo y no le cancelan los cesta ticket, pagos de nómina a destiempo, supervisores verdugos que se creen dueños de la empresa y maltratan a las mujeres y hombres que allí laboran, condiciones insalubres, baños cerrados, sin transporte, contaminación ambiental, entre muchas otras que solo viendo la creeríamos.

Nos solidarizamos con nuestros hermanos de clase de Aragua y a la vez les solicitamos ser incluidos en la convención colectiva para así generar una sola lucha.

A continuación el artículo:


Trabajadores de Seravian luchan por un contrato colectivo justo y un salario digno
En Maracay, estado Aragua, se encuentra la empresa Beneficiadora de Pollos Seravian, donde laboran más de 700 trabajadores que tienen 22 meses luchando por un contrato colectivo justo.

Dentro de la planta se encuentran los cuerpos represivos del Estado “garantizando” supuestamente que la “soberanía alimentaria” se cumpla, pero realmente lo que están haciendo es amedrentando a los trabajadores y garantizando sí las ganancias de la patronal para que cada vez se haga más rica sin importar las condiciones en que se encuentran los trabajadores.

sábado, 15 de octubre de 2016

AVIFÉRTILES CARIBE: LA SEMI ESCLAVITUD EN VENEZUELA !SI EXISTE¡

Prensa ORESTSEVA

El día jueves 13 los compañeros responsables en Vargas de la creación de los Comités Operativos Productivos Obreros (COPOS) de la Gran Misión Abastecimiento Soberano se dirigieron a una empresa ubicada en Petaquire, Carayaca, Estado Vargas, esta empresa se llama Avifértiles Caribe, la misma tiene cuatro registros mercantiles, los otros tres son, Agrocría La Montaña, Transporte A31 y Granja La Providencia, esta última queda entrando por la virgencita, es decir, antes de llegar al pueblo de Carayaca, por lo menos a hora y media de Avifértiles Caribe.

En varias oportunidades la ORESTSEVA ha venido denunciando los atropellos a los que someten a los trabajadores los empleadores y sus representantes y ese día tanto la jefa inspectora de la inspectoría del Estado Vargas, así como la jefa procuradora, la CBST y el General y Capitán responsables del impulso de esta misión y de la creación de los COPOS conjuntamente con voceros de la ORESTSEVA y del INPSASEL, pudieron constatar la realidad de semi esclavitud en que se encuentran los trabajadores de estas empresas y las condiciones en las que laboran, además del saboteo en la producción de pollos y huevos.

La casa matriz de estas empresas está ubicada en el Estado Aragua donde benefician a los pollos y obviamente se quedan por allá, lo que significa que ni siquiera la población de Carayaca se beneficia de estos, imagínense ustedes que quedará para los que vivimos en la parte baja del Estado Vargas. Lo otro es que presuntamente esta empresa no declara sus impuestos al Estado Vargas, si acaso lo hará en Aragua.

Pero lo dicho no es lo más importante, de lo que se trata es de visibilizar las condiciones en las que laboran los trabajadores a los que no dotan de equipos de protección personal y trabajan en condiciones inseguras e insalubres, pero no conforme con esto esta empresa no les da las vacaciones a sus trabajadores (semi esclavos) y de paso no se las paga.

En esta empresa nunca aparecen los dueños solo los verdugos de estos, a los cuales les importa un comino los trabajadores, su objetivo es que los pollitos no se enfermen pero los trabajadores que se mueran.

Desde la ORESTSEVA Esperamos que esta visita arroje resultados que beneficien a los trabajadores de estas empresas para dignificarlos en materia de seguridad y salud laboral así como en beneficios socio económicos y además en beneficio de la soberanía alimentaria y contra la guerra económica.

Seguidamente les presentamos una serie de fotos para que constaten la situación de estos hermanos de clase.